ORACIÓN INTERROGATIVA

Se llaman interrogativas las oraciones usadas para preguntar por hechos. Las hay de dos tipos: totales [1] - p.ej.,

¿Usted sueña con frecuencia? (G. García Márquez, El coronel no tiene quien le escriba) -

y parciales [2] - p.ej.,

¿Qué esperabas? (G. García Márquez, Cien años de soledad)

¿Qué emociones experimentaba al entrar? (Azorín, Las confesiones de un pequeño filósofo).

En la escritura todas principian con el signo '¿' y terminan con el signo '?'.

°°

Las oraciones interrogativas totales están constituidas o compuestas por una cláusula cerrada de verbo indicativo [3]. Si no son disyuntivas excluyentes, la última sílaba acentuada es la más aguda - p.ej.,

- ¿Fuiste ab+suelto; te dieron la liber+tad? (B. Pérez Galdós, Prim) [4] -;

y, si son disyuntivas excluyentes, la última acentuada del primer disyunto - p.ej.,

¿Comenzamos el ataque por el +pe~rro, o bien lanzamos todas nuestras fuerzas contra los caba~llos? (H. Quiroga, Anaconda) [5].

°

Si no son disyuntivas excluyentes, las oraciones interrogativas totales suscitan, como respuesta afirmativa, o la misma oración usada en la pregunta o alguna otra que la implique; y, como respuesta negativa, la oración negativa correspondiente a la usada en la pregunta - casi siempre en ambos casos con omisión de componentes, y siempre con las debidas variaciones de persona gramatical, si el primer componente nominal de la oración interrogativa es la segunda persona; p.ej.,

- ¿Han venido los dos?
-Sí, él y su mujer.
(J. Rulfo, Pedro Páramo)
No han venido los dos / No

- ¿Usted me está esperando, compadre?
- Sí, compadre.
(G. García Márquez, El coronel no tiene quien le escriba)
/Lo estoy esperando / no [lo estoy esperando].

°

Si son disyuntivas excluyentes, las oraciones interrogativas totales suscitan como respuesta uno de los dos disyuntos, con omisiones y variaciones como las del párrafo anterior, o alguna otra oración que lo implique; p.ej.,

- ¿Se ha casado usted o se ha hecho padre de hijos ajenos?
- Más bien lo segundo.
(B. Pérez Galdós, El amigo Manso).

°

Normalmente, el pronombre objetivo, alguien y el componente nominal que termina en un tono descendente y está seguido por una pausa no final, preceden al verbo; p.ej.,

¿Te dieron calabazas? (J. Rulfo, Pedro Páramo)

¿Alguien lo deplora? (M. Vargas Llosa, El bueno y el malo)

¿Tu her ~ mano , es también anarquista? (Pío Baroja, La lucha por la vida - Aurora Roja) [6].

°°

Las oraciones interrogativas parciales están compuestas por cláusulas de verbo indicativo de alguna de las formas siguientes:

1. abiertas en una variable sustantiva; p.ej.,

¿Qué más puedo pedir? (Azorín, Las confesiones de un pequeño filósofo)

¿Quién es don Telmo? (Pío Baroja, La lucha por la vida - La busca).

2. compuestas por una frase nominal encabezada por una variable adjetiva; p.ej.,

¿Qué voz es esa? (B. Pérez Galdós, El abuelo)

¿Cuál de las dos se asusta de los truenos? (B. Pérez Galdós, El abuelo).

3. compuestas por una variable de término secundario; p.ej.,

¿Dónde te habías metido? (J. Rulfo, Pedro Páramo)

¿cuándo nos podrá casar? (R. J. Payró, El casamiento de Laucha)

¿Cómo está el señor Baldío? (B. Pérez Galdós, España sin Rey).

4. compuestas por una frase nominal de cuantificante interrogativo; p.ej.,

¿Cuántos jóvenes riojanos están estudiando en Córdoba o Buenos Aires? (D. F. Sarmiento, Facundo).

5. compuestas por un nombre de hecho en el que figura alguna de las variables mencionadas o un cuantificante interrogativo; p.ej.,

¿Qué cree usted que hice? (B. Pérez Galdós, Halma) <= usted cree que hice qué

¿Con qué cree usted (...) que se hace la poesía? (Azorín, El escritor) <= usted cree que la poesía se hace con qué

¿Por qué cree que me lo traje a Naccos? (M. Vargas Llosa, Lituma en los Andes) <= usted cree que me lo traje a Naccos por qué

¿Qué camino cree usted que debía seguir? (Pío Baroja, La lucha por la vida - La busca) <= usted cree que debía seguir qué camino

¿De qué manera (...) cree usted que deba vivir una mujer en el mundo? (B. Pérez Galdós, La Fontana de Oro) <= usted cree que una mujer debe vivir en el mundo de qué manera

¿Quién cree usted que sería el verdadero Ugarte de los dos? (Pío Baroja, Las inquietudes de Shanti Andía) <= usted cree que el verdadero Ugarte sería quién de los dos

¿Cuál cree usted que es el mayor peligro para el poeta? (Azorín, El escritor) <= usted cree que el mayor peligro para el poeta es cuál peligro

¿Por dónde cree usted que debo ir? (B. Pérez Galdós, 7 de Julio) <= usted cree que debo ir por dónde

¿Cómo dice usted que se llama el pueblo que se ve allá abajo? (J. Rulfo, Pedro Páramo) <= usted dice que el pueblo que se ve allá abajo se llama cómo

¿cuántas cree usted que cumplen el precepto (...)? (B. Pérez Galdós, Gloria) <= usted cree que cuántas personas cumplen el precepto.

°

Tanto la variable como el cuantificante interrogativo están siempre fuertemente acentuados.

°

Las oraciones interrogativas parciales suscitan como respuesta oraciones declarativas, casi siempre con omisiones, formadas mediante sustitución de los componentes variables por nombres o frases nominales, y con variación de la segunda a la primera persona gramatical, si el primer componente nominal es la segunda; p.ej.,

- ¿Quién te ha dado lecciones?
- Nadie [me ha dado lecciones]
(B. Pérez Galdós, El abuelo).

°

Normalmente, en las oraciones interrogativas parciales el componente que termina en un tono descendente y está seguido por una pausa no final precede a la variable o frase nominal de cuantificante interrogativo; la variable o frase nominal de cuantificante interrogativo precede al pronombre objetivo; y este, al verbo; p.ej.,

¿A ~mí , qué me cuenta usted? (Pío Baroja, La lucha por la vida - Mala hierba)

¿Para quién era esto? (L. Alas, La regenta)

¿Dónde están los otros? (M. Vargas Llosa, Lituma en los Andes).

°°

Advertencias.

Si la respuesta esperada por el hablante es afirmativa, es común que la oración interrogativa total empiece o acabe con alguna palabra o frase presuntiva; p.ej.,

Tú, en mi lugar, ¿ no hubieras hecho lo mismo? (G. García Márquez, Cien años de soledad)

¿ Acaso no habían pasado todos ellos, sin doblegarse, por las cámaras de tortura de la policía zarista (...)? (M. Vargas Llosa, Almas inflexibles)

¿ A que no lo adivinas? (J. Rulfo, Pedro Páramo)

¿Adivinas quiénes son, no? (M. Vargas Llosa, Lituma en los Andes)

¿Tú no aspiras a ser grande de España, verdad? (Pío Baroja, La lucha por la vida - Mala Hierba)

¿Lo sacrificaron a los apus, no es cierto? (M. Vargas Llosa, Lituma en los Andes)

¿Te sorprende, eh? (H. Quiroga, Anaconda).

Por el contrario, si la respuesta esperada es negativa, es común que empiece con la frase presuntiva es que - p.ej.,

¿Es que la marmota que el padre Isla tenía en su celda no influía, con su reposo, con su sosiego, en el padre Isla? (Azorín, El escritor) -

o que en ella figure el adverbio acaso - p.ej.,

¿Acaso Poncio Pilatos fue propietario en el Perú? (R. Palma, Tradiciones Peruanas)

En la Historia más rigurosa, ¿podemos acaso evitar la infiltración de lo imaginario? (Azorín, El escritor).

°

A veces, para expresar burla, fastidio o desdén, las oraciones interrogativas totales suelen pronunciarse con un tono continuamente ascendente - p.ej.,

¿Te ente+raste de que Ma+ría lo de+jó por +o+tro?
¿A+caso no te com+pré el +auto? -;

otras veces, para expresar sorpresa, admiración, incredulidad o estados sicológicos similares, de manera bastante monótona, excepto la última sílaba acentuada, mucho más aguda que las demás - p.ej.,

¿Ya estás a+quí?
¿Así que se fue de su +casa? -;

finalmente, en señal de actitud reflexiva o paciente, con entonación ascendente las de verbo CANTARÉ y HABRÉ CANTADO - p.ej.,

¿Me +ha+brá men+tido?
¿Será po+sible que nunca me es+cuches?
¿Alguna +vez dejarás de moles+tarme?

°

Debido a que la variable puede tanto componer la cláusula abierta como figurar en el nombre de hecho componente de la cláusula, algunas oraciones interrogativas parciales son ambiguas; p.ej.

¿Quién dice que es su maestro y su amigo? (B. Pérez Galdós, Bailén):

puede entenderse, fuera de contexto, tanto como una solicitud acerca de la identidad de la persona diciente como acerca de la identidad del maestro y amigo.

°

Algunas oraciones interrogativas parciales están precedidas por el conectivo y, que las enlaza con algo anteriormente dicho; p.ej.,

¿Y no vuelven a pasar por aquí? (G. García Márquez, La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada).

°

Las frases qué tanto S suelen ser variantes de frases nominales cuánto S ( S, sustantivo omitido); p.ej.,

¿Qué tanto [espacio] dista del puerto la ciudad? [7]

¿Cuánto [espacio] dista el puerto de la ciudad?

°

Cuando la oración interrogativa parcial es proferida con un tono continuamente ascendente, ello comúnmente es índice de que el hablante sabe la respuesta - p.ej.,

¿Qué +dice el prin+cipio de induc+ción com+pleta? -;

y a veces - más aún - que la respuesta es consabida - p.ej.,

- ¿Quién +fue el pri+mero en ha+blar?
- Don Bartolo.
- ¡Bingo!

- ¿No +vas a co+mer la +so+pa?
- No.

________

[1] También suelen ser llamadas generales, absolutas, verbales, dubitativas.

[2] También suelen ser llamadas determinativas, relativas, pronominales.

[3] Llamo 'de indicativo' a las cláusulas compuestas por un verbo indicativo y a las cláusulas compuestas por una cláusula de indicativo.

[4] '+' indica que la sílaba siguiente se pronuncia en un tono más agudo.

[5] ' ~'indica que la sílaba siguiente se pronuncia en un tono más grave.

[6] ',' indica una pausa.

[7] El ejemplo es de A. Bello, Gramática de la lengua castellana, l 156 (i).

del hablar